+Tech Bites me ha mandado hoy un artículo de Nokia Conversations con una entrevista al Jefe de Ventas de +Nokia , Chris Weber. El título de la entrevista es “Sell me a Nokia”, y se supone que en ese ámbito se va a desarrollar. Sin embargo la entrevista pretende sacarnos de dudas respecto al futuro de los móviles de Nokia. No obstante, más que sacarnos de dudas, lo que parece es que quieren negar la evidencia. La frase que más se repite a lo largo del post es “nothing changes”. Cualquier pregunta que le hacen repite esa frase. Comienza diciéndonos que el acuerdo no estará confirmado hasta el año que viene y que realmente lo único que han vendido es un “pequeño trozo” de Nokia. Vamos, como quitándole importancia al tema.

En estas mismas líneas pensaba poner en cuestión la carrera profesional del personaje entrevistado en la nueva corporación (por el cambio de dueño). Sin embargo, me llevo una sorpresa, ¡no creo que tenga problema! Al igual que Stephen Elop, ¡Chris es un antiguo empleado de Microsoft! Evidentemente nada cambia para alguien así, pero no creo que todos puedan decir lo mismo.
Yo tampoco quiero llegar al nivel de agresividad que leí hace poco en un artículo de +EL PAÍS sobre esta operación, donde Javier Martín compara a Elop con un Caballo de Troya. La verdad es que razón no le falta, aunque dudo mucho que el Consejo de Administración se haya dejado engañar de esa manera por su CEO (todo es posible). Desde nuestro punto de vista de meros observadores, con unos datos escuálidos, lo único que podemos decir es que no es una buena noticia. El artículo que escribí hace poco (Goodbye Nokia!) lo decía bien claro. +Tech Bites me comentaba que no le gustaba mucho el título, mientras yo le respondí que es lo que sentía respecto a esta empresa. Os dejo aquí el extracto de la conversación:

Los intentos de Microsoft por hacerse un hueco son loables, y yo mismo he alabado los aspectos positivos de este sistema operativo frente a otros. Mi experiencia reciente con el Lumia 520 ha sido fantástica. Leí hace poco un artículo de Krugman sobre el mercado de los dispositivos móviles. Si bien empezaba diciendo que no era su campo, resulta delicioso dejarse llevar por el sentido común de alguien como él. Comparaba la evolución de los sistemas operativos de sobremesa con los móviles.  Para él el panorama en un futuro cercano es claro: Android se convertirá en el Windows de los móviles (haciendo un simil con la dominancia de Windows en los sobremesa). En otras palabras, Android dominará el mercado, dejando a iOS en algo más o menos residual con el habitual club de fans de Apple y borrando del mapa a Windows Phone. Para él “Microsoft ha perdido el carro de los dispositivos móviles”.
Es una comparativa interesante, pero el dinamismo de las plataformas móviles no es el mismo que el de los sistemas de sobremesa. En los últimos diez años hemos visto numerosos vaivenes que jamás se han visto en el monolítico segmento de los sobremesa. Palm pasó de ser el rey a literalmente desaparecer del mercado (os dejo enlace a un post que escribí sobre Palm hace 2 años). Psion, con el mejor hardware desarrollado para un dispositivo móvil centrado en la productividad, se convirtió en el embrión de Symbian. Este último a su vez pasó a dominar el mercado de la mano de Nokia para posteriormente desaparecer. Windows (con todas sus variantes CE, Pocket PC, Mobile, Phone…) tuvo también un pequeño momento de cierta brillantez en su batalla con Palm en el mundo de las PDAs (sí, esos smartphones sin teléfonos), pero que rápidamente fue eclipsada con la llegada masiva de la telefonía móvil inteligente. Todavía recuerdo las discusiones en el foro PDAExpertos (un sitio web para gente de Palm) cuando Palm decidió centrarse exclusivamente en teléfonos inteligentes y abandonar la línea de PDAs. Algunos nostálgicos dijeron de todo contra el entonces CEO de Palm. +Maxi Urrutia me acusaba hace poco de nostálgico por mis comentarios sobre Nokia. En fin, es cierto que en este segmento tan dinámico nadie tiene la última palabra, pero la realidad es que la venta de “sólo” la división de móviles de Nokia (como bien me recuerda +Tech Bites ) quita peso a la industria europea de TICs. Pongámonos manos a la obra para no perder más competitividad.