Goodbye Nokia!

Después de un par de semanas sin escribir me decido por fin a ponerme delante del blog para comentar algo sobre la reciente noticia de la compra de la división de móviles de +Nokia por parte de Microsoft. Durante estos días se han sucedido numerosos análisis sobre los sistemas operativos preponderantes en el mercado, los fallos de Nokia y su inacción ante el tsunami que supuso el iPhone. Y es que iPhone no fue sólo un terminal más, fue un cambio radical en el modelo de negocio. Un cambio que algunos como Samsung supieron aprovechar mientras que otros como Nokia o Blackberry fueron barridos del mercado.  Fue el triunfo de una empresa enfocada en el diseño de productos frente a otras enfocadas en la ingeniería. Y es que, una vez superados los retos tecnológicos, la concepción global sobre un producto que aporta el diseño es muy superior.
Nokia Headquarters en Espoo

Pero más allá de estas cuestiones, siempre evidentes a balón pasado pero no tan claras cuando estás al frente de un imperio, mi preocupación ha sido lo poco que he leído sobre el grave impacto que supone para la industria TIC de la +European Union y en especial para la economía filandesa. Este país ha mostrado siempre una capacidad de reinvención y superación espectacular. Con una población de aproximadamente 4 millones de personas y uno de los climas más duros de Europa fueron capaces de hacer lo que siempre se ha dicho que hay que hacer: invertir en educación, investigación y tecnología. Y Nokia ha sido hasta hace pocos años la joya de la corona, una empresa modelo en muchos sentidos. Finlandia ha concentrado los principales recursos TIC de Europa, siendo un buen ejemplo Otaniemi, considerado el Silicon Valley europeo, donde han surgido empresas como +Rovio Entertainment Limited  (Angry birds), done se ubica +Aalto University , una de las universidades líderes en transferencia de tecnología. Es en ese lugar donde se ha conseguido generar importantes sinergias entre investigación, educación e innovación (triángulo del conocimiento). Haciendo un círculo de 3 km de radio alrededor de la universidad podemos encontrar más de 8.000 empresas de base tecnológica, con eso creo que está dicho todo.
Nokia ha sucumbido sin haber sido capaz de encontrar el “siguiente paso” a tiempo. Desde hace unos años Nokia ha despedido a más de 24.500 personas relacionadas con el sector de las TIC, con todas las implicaciones que ello tiene. A partir de ahora nos encontramos con una empresa que, al igual que Ericsson hace 15 años, decide centrarse en su negocio de redes y vender a otro fabricante su negocio de móviles. Evidentemente la marca se mantendrá. El acuerdo alcanzado mantiene todavía la esperanza de recuperar el control ya que habla de un marco temporal de 10 años (una eternidad en el mundo de las TIC). Pero lo que está claro es que el control de Microsoft sobre la empresa implicará que las decisiones dejarán de tomarse en Espoo y pasarán a tomarse en Seattle.
En definitiva, hemos vivido el sueño de disponer del mayor fabricante de telefonía móvil del mundo por estas tierras. La cuestión ahora es aprovechar la experiencia y ponerse manos a la obra para crear algo nuevo.

Un comentario en “Goodbye Nokia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *