Primeros días con el Lumia 520 de Nokia

Un terminal de gama baja suele ser sinónimo de “problemas ocultos”. Son dispositivos que aparentemente ofrecen lo mismo que sus hermanos mayores pero a un precio sensiblemente inferior. Esto ocurre especialmente con algunos terminales de Android de marcas desconocidas e incluso de otras más conocidas como Samsung. A los pocos días te das cuenta, por ejemplo, de que el espacio de almacenamiento para fotos y vídeos es distinto del de las aplicaciones. El espacio para aplicaciones suele ser muy pequeño y te obliga a borrar la mayor parte de cosas que te has instalado.
Sin embargo esto parece que está cambiando. La proliferación de terminales de calidad por menos de 200 euros está dando vida a un segmento que hasta ahora se había visto relegado a una situación bastante precaria. Ya os había hablado en alguna ocasión de teléfonos como el Nexus 4, donde Google ofrece a un precio muy ajustado un teléfono con prestaciones y acabados muy buenos. Ahora le toca el paso a un terminal muy interesante, el +Nokia Lumia 520, a casi la mitad de precio que el Nexus 4. Compré uno hace unos 10 días por poco más de 150 euros. Los comentarios que había leído en internet lo situaban como un superventas de Windows Phone, con lo que las expectativas eran buenas.

Después de casi una semana de uso puedo decir que estoy impresionado de la fluidez que demuestra este teléfono. El acabado de la interfaz de Windows Phone 8 es perfecto, y el sistema de bloques es intuitivo y muy agradable. Realmente Microsoft hizo un trabajo excelente. Y Nokia por su parte incorpora sus aplicaciones propias, que son muy buenas, junto con una actualización específica de WP8 para Nokia en un hardware que funciona muy bien.

   
Y respecto a aplicaciones de momento estoy muy contento. Las más conocidas están: Evernote, Facebook, Twitter, Whatsapp, etc. Otras más específicas todavía no lo he podido comprobar. No obstante, hablando del público en general, la disponibilidad de apps en un sistema operativo está algo sobrevalorada. Es cierto que cuantas más opciones tengas para elegir mejor, aunque la realidad es que el uso principal de los móviles acaba siendo mensajería (con Whatsapp en general), correo electrónico, redes sociales, cámara, navegar por internet y función de GPS. Y este teléfono hace todo eso de maravilla. La cámara, de 5 megapíxeles, saca las fotos con un color fantástico, y la grabación de vídeo es muy buena. La pantalla se ve muy bien, aunque es cierto que si estamos a pleno sol (playa) cuesta algo más de leer.
En definitiva, un teléfono muy recomendable. Debemos empezar a romper algunos clichés. El iPhone es un teléfono fantástico, pero dispone de muchos seguidores que cumplen muy bien con las necesidades de la mayoría de usuarios y a un precio muy bajo. ¿Sacará Apple iPhones por menos de 200 euros?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *