El móvil, ¿la mejor cámara de fotos?

Quién nos iba a decir hace 20 años que todas las personas íbamos a llevar una cámara de fotos siempre con nosotros y que el principal fabricante de cámaras no sería ni Nikon ni Canon sino fabricantes de móviles como Apple o Samsung. La fotografía ha pasado de ser algo excepcional, que sólo se usaba en acontecimientos especiales a convertirse en algo cotidiano, y todo esto lo ha permitido la integración de una cámara de fotos en un móvil. Recuerdo que las primeras cámaras que anunciaron en un móvil (Nokia) hacían unas fotos de una calidad pésima, pero por algún sitio había que empezar, ¿no?
Yo he tenido bastantes intentos de hacer buenas fotos con el móvil, pero siempre me he visto restringido por la mala calidad que proporcionaban los teléfonos. Incluso cuando ya empezaban a aparecer cámaras de un cierto nivel en los móviles (por ejemplo el Nokia N80), la norma eran fotos borrosas y lentitud de la aplicación de fotos. Afortunadamente algunos de estos problemas se han ido resolviendo y ahora tenemos móviles con muy buena resolución y cuyas aplicaciones de fotos se abren casi que al instante. Sin embargo siguen quedando algunas asignaturas pendientes como el flash (que todavía sirve de poco, la verdad) y el pequeño tamaño de los sensores, que hace que las condiciones de iluminación sean determinantes para poder sacar una foto. De nuevo empezamos a ver algunos avances para solucionar estos problemas, y la tecnología PureView de +Nokia es un gran paso y especialmente el nuevo Lumia 1020.
En los últimos tiempos se ha popularizado +Instagram , una red social concebida exclusivamente para compartir fotos hechas con el móvil aplicando unos filtros bastante conseguidos.

Una nueva categoría de fotografía ha emergido y se está implantando. Yo creo que con los sucesivos avances tecnológicos que se vayan produciendo acabará siendo casi la única, convirtiendo al teléfono móvil o similar en la cámara fotográfica de calidad por excelencia.
En este nuevo panorama he leído un artículo de Misho Baranovic con los “50 trucos para fotografía con el móvil”. Allí podréis encontrar algunas reflexiones interesantes. Me ha gustado especialmente las que hacen referencia a qué compartir en internet porque incluso en Instagram te encuentras con gente que cuelga fotos de eventos sin ningún tipo de valor añadido fotográfico. Bajo mi punto de vista podríamos añadir las siguientes:
  1. El teléfono móvil no es un instrumento residual en fotografía
  2. El encuadre sigue siendo el que marca la diferencia
  3. Buen móvil no significa buenas fotos (igual que buena cámara no significa buenas fotos)
  4. Busca el lugar adecuado para compartir tus diferentes tipos de fotografías
  5. No confíes todavía en el flash, en la mayor parte de los casos no te servirá de mucho
  6. A partir del atardecer es fácil que las fotos te salgan borrosas
  7. Fotografía lo cotidiano: aprovecha la versatilidad que te da llevar siempre contigo una cámara
  8. Toda fotografía, incluso las hechas con un móvil, debe de contar una historia (cortesía de +Steve Mc Curry )
¿Se te ocurren otras cosas más a tener en cuenta?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *