¿El final de la parrilla de televisión?

Desde sus inicios la televisión se ha organizado en base a lo que se conoce como “parrilla de televisión”, donde se indica la hora de inicio y de comienzo de cada uno de los programas. Esto obliga al telespectador a estar justo en ese momento para poder ver algo. Con los años surgieron los vídeos y la posibilidad de programarlos para que grabasen en un momento del día en cuestión. La tecnología evolucionó y los vídeos se conviertieron en digitales y después en media centers. Estos últimos permiten grabar casi cualquier cosa que se emite en televisión. Al llegar a tu casa por la noche basta que consultes lo que le dijiste al aparato que grabase e incluso lo que el aparato ha decidido grabar.
Ahora bien, ¿qué sentido tiene este paso intermedio cuando las propias cadenas podrían permitirte ver cualquier cosa bajo demanda? Esto quiere decir que podría seleccionar el contenido que más me interesase, pulsar el botón play y verlo, sin necesidad de haberlo grabado previamente. Con esto el concepto de “parrilla de televisión” que comentaba más arriba simplemente muere. Sólo tendría sentido para ver un evento que se transmita en directo (un partido de fútbol, un concierto…). El resto de contenidos (series de televisión, películas, programas, etc.) podrían verse en el momento en que el usuario decidiese.
+CANAL+ parece que le ha visto las orejas al lobo y ya anuncia con fuerza el Canal Yomvi, que ya incorpora en sus decodificadores iPlus y que se puede ver desde cualquier dispositivo conectado a internet, incluyendo las Smart TVs.

Con esto esperemos que otros modelos como el adoptado por Ono con su TiVo vayan quedándose en la cuneta. Más que nada porque explotan un modelo obsoleto que debería tener los días contados. No obstante es cierto que el despliegue de una plataforma de este tipo lleva su tiempo y que es ahora cuando Ono está empezando a explotar este servicio. Dudo mucho que haya conseguido ya cambiar todo el parque de decodificadores y amortizar la inversión realizada. Esto quiere decir que no le queda mucho margen de maniobra si quiere pasar a un modelo de vídeo bajo demanda.

Y mientras tanto algunas cadenas se complican menos la vida y simplemente ponen todo su contenido en internet. En España uno de los casos más interesantes es el de +RTVE , que desde su web podemos acceder a prácticamente todos los contenidos de la cadena. Incluso ha incorporado recientemente una videoteca desde la que podemos ver todo el archivo de vídeo de Televisión Española. También tenemos algún otro caso curioso como el del Apple TV o el de la tan rumoreada televisión de Apple. Pero si la estrategia de Apple se va a basar en que por cada película que veamos haya que pagar 4€ no creo que tenga mucho futuro. La clave está en el modelo de suscripción no en el de pago por visión. Veamos de todas formas cómo se desarrolla en los próximos años este sector.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *