Reciéntemente me instalé Picasa en la partición en la que tengo Ubuntu. Cuál fue mi sorpresa cuando me di cuenta de que la versión para Linux de Picasa no es más que la misma versión de PC emulada con Wine.