Los stands japoneses de las ferias no dejan de sorprender.

Fuente: Gizmodo