Si te gusta coleccionar piezas de Nintendo esta foto te dará mucha envidia, parece que no falta de nada, el mundo champiñón en la vida real.