iTunes, un dinosaurio en la era postPC

Desde que el iPhone se independizó del PC prácticamente sólo uso iTunes para escuchar música desde el ordenador. No obstante reconozco que el programa es algo engorroso y poco intuitivo. Hacer algo sencillo como doble click sobre una canción no quiere decir que vayas a escuchar la canción. Muchas veces ni siquiera sabes si estás viendo el álbum, el artista o la canción.

iTunes sirve para muchas más cosas. Lo más natural es el acceso a la tienda de música de Apple (iTunes store) para comprar canciones. Pero no todo es música, también te sirve para comprar películas, almacenarlas y visualizarlas desde el mismo programa. Además, para los que todavía no se fían de los servicios online, te permite gestionar tu iPhone: hacer copias de seguridad, actualizar el sistema operativo, transferir contenido, sincronizar tu biblioteca musical…

Ahora se le ha añadido el servicio Apple Music, que es una especie de Spotify pero de Apple, con lo que ahora convive en el mismo programa la música que has comprado con otras canciones que pertenecen a una suscripción a un servicio además de un servicio de radio.

Vamos a recapitular: biblioteca musical, biblioteca de películas, tienda online para comprar música, tienda online para comprar películas, gestión de los dispositivos iOS, almacén de música, almacén de películas, suscripciones musicales, radio y multitud de pequeñas funciones que han ido añadiendo a este veterano (14 años tiene ya). Y a esto júntale que la última versión (iTunes 12.2) que han desarrollado para hacerlo compatible con Apple Music incluye numerosos errores (¿dónde han ido a parar algunas de mis canciones?). Luego incluye otras cosas como Genius (que últimamente no ha vuelto a funcionar como al principio), iTunes Match (que alguien me aclare para qué sirve ahora con Apple Music) o compartir en casa.

Y es que al principio iTunes era simplemente para escuchar música y comprar música. Y funcionaba perfectamente.

Apple, vamos a ver si conseguís hacer (de nuevo) lo complicado sencillo. Este programa necesita algo más que ir añadiendo y añadiendo funciones. Lo que necesita es encontrar su hueco en la era postPC. Saber para qué sirve este software en un entorno en el que convive con iPods, iPhones, iPads… que son mucho más apropiados para el fin que persigue este servicio (el consumo de contenidos). ¿Qué debería tener este software? ¿No debería volver a ser simplemente un reproductor de música con una tienda de música? Como mucho añadir la suscripción a Apple Music. Ahora bien,  ¿y si simplemente no hace ya falta?

¿Qué es el nuevo iCloud Drive de Apple?

El almacenamiento en la nube está de moda. Más que estar de moda va a ser la forma más habitual de guardar tus ficheros, aunque es una transición que todavía estamos viviendo. En entornos corporativos lo más habitual son las unidades de red, en las que un ordenador de la oficina hace de servidor y los usuarios accedemos a los ficheros con los que estamos trabajando a través de ese servidor. La idea está bien, pero está pensada para conexiones de red de alta velocidad, que son las que suelen darse en las redes locales. En cierta medida están diseñadas para que el empleado acuda a un lugar en el que tiene acceso a los recursos informáticos. El acceso desde fuera de la oficina es posible, mediante protocolos VPN (red privada virtual), pero el acceso es lento y poco fiable.

La llegada de los dispositivos móviles y las conexiones inalámbricas ha dotado a los usuarios de una mayor movilidad, pero las empresas y organizaciones no están todavía preparadas para este cambio de paradigma. Los servicios de almacenamiento en la nube tipo +Dropbox , +OneDrive  o +Box se han popularizado muchísimo, pero en la mayor parte de los casos los usuarios los manejan al margen de sus “servicios oficiales” de la empresa.

Apple lleva ya muchos años ofreciendo servicios en la nube: calendarios, contactos, correo electrónico y también almacenamiento. Desde las iTools pasando por .mac, MobileMe hasta llegar a iCloud. El almacenamiento en la nube ha sido un servicio que ha pasado por diferentes fases. Lo que tuvo más parecido a Dropbox fue el iDisk, pero fue un auténtico desastre. Este servicio tenía numerosos problemas de sincronización, pérdida de ficheros. En definitiva, poca fiabilidad. Con la llegada de iCloud se cargaron iDisk y ofrecieron un servicio llamado iCloud Documents. Steve Jobs dijo, en alusión a SkyDrive de +Microsoft , que querían ofrecer algo más que “un disco en el cielo”, y finalmente acabaron ofreciendo algo que nadie entendió. Un servicio de ficheros al que sólo se podía acceder a través de las aplicaciones, pero que no podías ver en el Finder. Era algo distinto, pero estaba claro que no llegaba a resolver ninguna necesidad.

En paralelo los iPhones, iPads y iPods iban evolucionando, pero siempre tuvieron un fallo: no tenían un sistema de ficheros accesible para el usuario. Es decir, no podía guardar un documento que me enviaban por email en una carpeta. La cuestión es que esto supuso también una reflexión interesante. Realmente no necesito acceder a una estructura de carpetas y documentos del propio iPad. Simplemente quiero acceder a los mismos ficheros que tengo en mi ordenador. Utilizando Dropbox esto mejoraba considerablemente.

Y ahora por fin llega algo llamado iCloud Drive. Pero, ¿qué es iCloud Drive? ¿Es otro servicio de almacenamiento en la nube? Después de ver la última (2014) keynote de la WWDC que se celebró en San Francisco ya me ha quedado claro que no. iCloud Drive realmente es un agregador de diferentes servicios de almacenamiento en la nube. Imaginemos que tenemos una cuenta en Dropbox, otra en OneDrive y otra en Box. Esto implica que tengo que descargarme tres aplicaciones para mantener sincronizadas cada una de mis carpetas. iCloud Drive permitirá que el sistema operativo sea el que se encargue de mantener la sincronización con los diferentes servicios en la nube que tengamos contratados y, al mismo tiempo, proporcionará un sistema de ficheros sólido para los dispositivos móviles.

Podremos desde el iPad abrir un documento de word, editarlo, guardarlo automáticamente en su origen y que se actualice en el ordenador de la oficina. Todo esto de manera transparente para el usuario, sin necesidad de hacer copias, versiones, etc.
En cualquier caso, además de agregar servicios de almacenamiento de otros, Apple también ofrecerá su propio espacio. Si no recuerdo mal por unos 40$ al año te daban 200 Gb, que no está nada mal. Si finalmente esto funciona creo que será una gran mejora.
P.D. +Daniel Robles , este lo he escrito sin justificar 😉

La mensajería instantánea de Apple: visita a la Genius Bar

Whatsapp es un éxito, hay que reconocerlo. “Envíame un whats” dicen muchos. El primero que me enseñó Whatsapp fue José Fos. Era un chat, como podría ser el de skype o el del messenger, que no necesitaba ningún usuario o clave, simplemente usaba tu número de teléfono. La cuestión es que el éxito ha sido espectacular. No he visto las cifras exactas, pero parece que es uno de los más utilizados, y sin duda ha sido uno de los responsables de la muerte de los SMS.

Pero Whatsapp no es el único en el panorama. Existen otras alternativas como Line o WeChat. Line, a diferencia de Whatsapp, es gratuita. No hay que pagar nada y es muy parecida a Whatsapp. Leí una entrevista a uno de los fundadores de Whatsapp y le preguntaron por qué no era gratuita la aplicación, y el tipo lo dijo muy claro: “queremos dar un servicio de calidad y cuando no pagas nada es porque el producto es el cliente”. Yo no he llegado a probar el Line, la verdad. Bueno, llegué a instalármelo en el Nokia Asha 501, pero apenas lo he usado. WeChat, es otra alternativa interesante, aunque de poca utilidad para los que vivimos en estas latitudes porque su base de usuarios se encuentra sobretodo en China.

Estos sistemas tienen la característica de ser multiplataforma. Hay otros que sólo se pueden utilizar con algunas marcas. Este era el caso de BlackBerry Messenger, y digo era porque hace poco han sacado una versión para iOS y Android. Y el otro en la batalla es iMessage de Apple, que nos permite enviar mensajes entre teléfonos de la marca de la manzana. Una característica interesante de iMessage es que se sincroniza con cualquier dispositivo Apple que tengas. Por ejemplo, si yo inicio una conversación en el iPhone, puedo continuarla después en el iPad y terminarla en el ordenador. Se conserva perfectamente el histórico de los mensajes entre todos los dispositivos. Yo he usado esta característica en bastantes ocasiones y realmente es algo muy cómodo.


Ayer tuve que ir a visitar la Genius Bar de la tienda Apple de Valencia porque tenía un problema precisamente con la sincronización de los mensajes con uno de los ordenadores (un mac mini). Pedí cita por internet y me llevé el ordenador en la mochila. Cuando estaba llegando a la tienda de pronto el iPhone me dijo, “está llegando a su cita con la Genius Bar, ¿desea registrarse?” Esto les permite saber a los técnicos que ya estás en la cola de espera que ya estás allí a la espera de que te atiendan. Cuando fue mi turno el iPhone vibró y una persona estaba esperándome. Le saqué el ordenador y él rápidamente sacó monitor, ratón y teclado para ver lo que le sucedía. Estuvimos trasteando un rato hasta que se solucionó el problema. La integración de Apple es francamente espectacular.

 

 

iOS7: mala primera impresión

Aunque todavía no llevo una semana con iOS7 ya he empezado a sacar algunas conclusiones, la mayor parte de ellas negativas. Y no penséis que es por la típica resistencia al cambio que experimenta el usuario ante algo nuevo El intento por modernizar la interfaz y darle un look más actual se ha hecho en detrimento del alto nivel de usabilidad que tenía la versión anterior. Os dejo aquí algunos puntos que me han llamado la atención:

1. Cambios en el teclado:
A continuación aparecen dos imágenes, una de la versión antigua del teclado y otra de la actual. Como puede verse se ha optado por algo más transparente. Sin embargo esta transparencia dificulta apreciar si está pulsado el botón de mayúsculas o no.

 
2. En algunas aplicaciones se cortan los nombres de las personas
Uso con una cierta frecuencia el iMessage. El ejemplo más claro es el de +María Jesús Soler Ferrández , que antes aparecía en la cabecera del chat como “María Jesús…” y ahora ha pasado a llamarse simplemente “María”, con la confusión que ello genera. Poco después, tras bucear por la configuración del iPhone (algo que por cierto nunca había tenido que hacer), conseguí que me sacase la primera inicial del apellido en la cabecera, pasando a llamarse “María S”. En fin…
3. En la aplicación de mapas se corta parte de la información
Calculas la ruta al destino y comienza a guiarte. En la parte superior te indica algo así como un resumen de la ruta. Imaginemos que la hora prevista de llegada son las 12:17. Como parece que no cabe todo el texto, el iPhone corta por lo sano y te dice: “hora de llegada 12:” y ya no salen los minutos. Es como si no cupiese el texto.
4. Cuesta encontrar el buscador
Otra cosa que me ha llamado la atención es que tuve que buscar en internet cómo se sacaba el buscador. Antes bastaba con deslizarse hacia la izquierda hasta que apareciese la pantalla de búsqueda. Ahora se trata de deslizar el dedo de arriba a abajo siempre y cuando no lo hagamos desde el borde superior de la pantalla. La ventaja es que puedes utilizar la búsqueda sin salir de la aplicación en la que estás, la desventaja es que tienes que buscar en internet cómo se hace una búsqueda en iOS7…
5. La aplicación de correo electrónico
Bueno, aquí el abandono ha sido aún mayor. Hemos pasado de una aplicación con un diseño muy cuidado a algo que parece… ¿provisional? Cuando vi la beta mis impresiones no fueron malas, porque parecía que copiaban algo la idea de Mailbox de Orchestra, con esa gran facilidad que tiene para realizar acciones sobre un mensaje simplemente deslizando el dedo. Lo que ha quedado es algo francamente “cutre”. Espero que esto mejore.
Resumiendo
Para no extenderme mucho más con este tema, deciros que todavía hay más cosas que están por mejorar, pero podríamos decir que parece como si ahora ya no cupiesen las cosas en la pantalla. Creo que la idea de poner a Johny Ive al mando de este rediseño no es acertada. Una cosa es ser un diseñador de producto, cosa en la que Johny Ive claramente destaca, y otra bien distinta es diseñar una interfaz de usuario…

El especialista frente al generalista: Apple vs Google

Procesador, memoria, almacenamiento, tamaño de pantalla… son sólo algunas de las especificaciones que tenemos en cuenta cuando vamos a comprar un smartphone o un ordenador. Algo similar sucede con las cámaras de fotos. Al final parece que estemos comprando un coche, cuando la decisión no puede basarse simplemente en cilindrada, turbo, ruedas…
La opción que elijamos va más allá de las especificaciones técnicas. Steve Jobs decidió crear una cadena de tiendas propias de Apple porque no quería que pusiesen un Mac al lado de un Dell y que un vendedor, ante la pregunta de un cliente, comparase simplemente las especificaciones.
El diseño de un sistema complejo no va a depender simplemente de unas pocas especificaciones, aunque ellas se convierten muchas veces en ideas sencillas que pueden hacer decantar la opción de compra de un lado o de otro. No tenemos más que ver lo que sucedía (y todavía sucede) con las cámaras de fotos, que las tiendas agrupaban en función del número de megapíxeles de sus sensores. Más megapíxeles no implica mejor cámara, pero sn embargo la resolución del sensor se ha convertido en un importante argumento de venta.
Hace poco ha salido un artículo en +GSMArena que compara el Nexus 4 de Google con el iPhone 5 de Apple. +Jerónimo Boris Castelló García  me lo envió hace poco con unos comentarios en la línea de este artículo. Si sólo comparásemos las especificaciones técnicas, muy probablemente acabaríamos comprando un Nexus 4. Sin embargo, si vamos un poco más allá, veremos que no es oro todo lo que reluce.
Fuente: GSM Arena
En el artículo comparan la duración de la batería de ambos aparatos haciendo básicamente dos tipos de funciones: hablar por teléfono o uso de la red de datos y aplicaciones. Si sólo hablamos por teléfono el Nexus 4 dura más horas que el iPhone 5. Esto se debe fundamentalmente al mayor tamaño de la batería del Nexus frente al iPhone. Sin embargo, si hacemos uso de aplicaciones, conexión de datos, wifi, etc, es el iPhone el que gana, no sólo en duración sino también en rapidez de ejecución de las aplicaciones. Y es bastante curioso porque la potencia de cálculo del Nexus 4 es superior a la del iPhone 5. ¿Dónde está el truco?
Sencillo, es el triunfo de un enfoque especializado, donde el software se diseña específicamente para el hardwarre que va a ser utilizado, frente a un enfoque generalista donde el software está pensado para utilizarse en una gran variedad de dispositivos. Esto acaba redundando en mayor duración de la batería, aplicaciones más rápidas y, en definitiva, una mejor experiencia de usuario. 

¿El siguiente paso de Apple?

A finales del año 2008, cuando todo eran rumores sobre la salud de Steve Jobs, asistía yo a las clases del Master en Gestión de Empresas, Productos y Servicios. En la asignatura de innovación era frecuente que saliese el caso de Apple y el profesor José Albors insistía en que Apple estaba construída alrededor de la figura de Steve Jobs, con las consecuencias negativas que tendría en ella la muerte con la que todos especulaban. Yo no era muy partidario de este planteamiento. Me basaba en los buenos resultados que había obtenido Tim Cook en las situaciones en que había actuado como CEO de la empresa mientras Steve Jobs estaba en alguna de sus “medical leave”. El tiempo pasó y Steve Jobs finalmente murió del cáncer que padecía.

Al poco comenzaron a venir otros cambios en la empresa y figuras clave como Johny Ive junto con otros pasaron n a ser Vicepresidentes con la idea de dar mayor relevancia a otras figuras de la empresa y dar una imagen de “equipo competente y altamente cualificado” frente a la de “empresa guiada por un gran líder y visionario”. Apple se afanaba en digerir su cambio cultural enterrando rápidamente la figura de Steve Jobs en un bonito funeral (Remembering Steve) y centrándose en el lanzamiento de su siguiente “revolutionary product”, el iPhone 5, evento durante el cual no se hizo la más mínima mención a la figura de Steve Jobs. Las cosas parecían ir bien, las acciones de Apple cotizaban cerca de su máximo histórico.
Sin embargo el tiempo va pasando y comienzan a aparecer algunos problemas, Apple declara la guerra a Google con la consiguiente concentración de esfuerzos y recursos que ello conlleva, la lucha de patentes con Samsung sigue su curso con batallas ganadas y perdidas par ambos contrincantes. Algunas víctimas de esta guerra fueron la aplicación de mapas que hacía uso de la tecnología de Google a favor de una nueva aplicación propia de Apple que te situaba el río Ebro en California.
A Google cada vez le iba mejor con su sistema Android, dejando de ser una “copia barata” del iOS a ser cada vez más capaz y competir de igual a igual. Fabricantes como Samsung sacaban productos cada vez más competitivos y el Galaxy S3 alcanzaba su máximo de ventas rivalizando con el iPhone como teléfono más vendido.
Esto son sólo algunas pinceladas que han hecho que el modelo de negocio de Apple pase de ser algo incuestionable a tener que estar dando continuamente explicaciones. La última entrevista a Tim Cook en AllThingsD parecía más bien un careo, quedando lejos aquellos momentos en los que  Steve Jobs hablaba y los demás escuchaban.
Ahora Apple se enfrenta a su clientela, acostumbrada a ser sacudidos cada poco tiempo con “revolutionary products”, que esperan que la compañía saque en breve algo realmente sorprendente sin fijarse en las importantes mejoras que ha habido desde aquel iPhone primigenio del año 2007 a los modelos que disfrutamos en la actualidad. Cayendo cada vez más en el discurso fácil de las especificaciones y olvidando la innovación que hay dentro de cada producto Apple.

Como decía Steve Wozniak en su libro iWoz refiriéndose a la crisis que sufrió la empresa en los años 90, “Apple necesitaba a alguien que fuese capaz de subirse a un escenario y decir lo buena que es la empresa”. Y eso parece que ya no existe. Parece que el profesor Albors acabará teniendo razón, ¿no?

Toma nota: Nuevo evento de Apple el 23 de octubre

Tras unas pocas semanas desde el anuncio del iPhone 5, Apple prepara un nuevo show el próximo día 23 de octubre. Siempre hay muchos rumores alrededor de este tipo de eventos, pero el que está dando más fuerte desde los últimos meses es la presentación de un supuesto “iPad mini”. Si esto finalmente se confirma podremos asistir a una extraña tendencia: mientras por un lado se intentan hacer teléfonos con pantallas más grandes (vease el último iPhone 5 o el Galaxy S3), en los tablets vivimos la tendencia contraria. Parece que ahora hay que ser competitivos en Tablets con pantallas más pequeñas, al estilo del Google Nexus 7 o el Kindle Fire. Curiosamente el primer tablet de Samsung, el Galaxy Tab, venía con una pantalla de 7 pulgadas que fue bastante criticada por ser más pequeña que la del iPad
Yo tengo claro que esta diversidad de tamaños de pantalla lo único que aporta son más quebraderos de cabeza a los desarrolladores, teniendo que hacer múltiples versiones de la misma aplicación. En definitiva, un incremento de la fragmentación dentro del mismo sistema operativo. 
Lo que es evidente es que nos encontramos en una fase en la que las pequeñas innovaciones que van incorporando al producto ya no son “revolucionarias” como el mismo Steve Jobs diría. Poco a poco la competencia puede ir comiéndole terreno a Apple, especialmente ahora que Microsoft se ha tomado en serio el segmento de los tablet con su Microsoft Surface y sus diferentes versiones de Windows 8
Esperemos que, además del iPad Mini, podamos ver algún avance en la gama de portátiles o en la de iMacs, que ya empiezan a tener su tiempo. Concretamente en esta línea sí podemos ver innovaciones interesantes, como el uso de discos duros SSD mucho más rápidos y con menor consumo al estilo del Macbook Air, mayor duración de las baterías o el uso de pantallas retina display en todos los modelos (Similar al Macbook Pro de 15 pulgadas).
En cualquier caso si queréis un Tablet para trastear por casa y que pueda utilizarlo toda la familia, el Kindle Fire es una de las mejores opciones, tanto por precio (desde unos 150 euros) como por funcionalidades. En esto último sí que me interesa destacar que incluye la opción de diferentes perfiles, pudiendo especificar a qué puede acceder cada usuario. Si por ejemplo queremos dejarle el tablet a nuestra hija para que lea libros, podemos decírselo exactamente para que sólo pueda leer libros. Incluso podremos fijarle cuánto tiempo puede utilizar los juegos al día y qué juegos puede utilizar. Os dejamos aquí un completo análisis del tablet de Amazon:

Bueno, esperemos a ese día para ver si realmente vemos algo interesante en esa presentación…

Los vaivenes de la tecnología

A pesar de la crisis la tecnología sigue con su avance. Eso sí, con menos fuelle que antes por la reducción de inversiones en I+D pero profundizando en lo que ya teníamos. Los rumores sobre un iPad de 7 pulgadas cada vez cobran más fuerza. Lo llaman iPad mini, imagino que haciendo una cierta analogía con lo que fue el iPod mini. Afortunadamente el iPad nano no tendrán que hacerlo porque ya existe (el iPod touch). todo esto que parece un juego de palabras son algunos de los productos tecnológicos más deseados de los últimos años. Volviendo al tema del iPad mini, con fecha confirmada de presentación el próximo 12 de septiembre, parece que será un tablet de 7 pulgadas. Es curioso como Samsung, su primer tablet fue de 7 pulgadas y posteriormente se pasó a un tamaño de 10 pulgadas, mientras que ahora Apple presentará como novedad un tablet de 7 pulgadas. Es de esperar que también tenga la pantalla retina. Veamos si este movimiento de tamaños de pantalla permite mantener la calidad del software. Yo he tenido diversos gadgets a lo largo de mi vida y recuerdo cuando en Palm convivían hasta 3 tamaños de pantalla distintos. Esto hizo que la interfaz de las aplicaciones fuese un auténtico desastre. Respecto al iPhone 5 veamos cómo nos sorprenden. De nuevo los rumores apuntan a un aumento del tamaño de pantalla. Os dejo aquí un vídeo sobre el iPhone 5

Lo que está claro es que los fabricantes en general están explotando la innovación que hubo hace unos años con el iPhone y ahora parece que nos encontramos en una simple evolución incremental de lo que ya tenían. Esperemos que en la recámara sigan trabajando y nos presenten algo realmente innovador en los próximos años, algo que vuelva a ser un auténtico cambio de paradigma.

iPad2 con el mando de volumen defectuoso

Parece que están empezando a aparecer algunos iPad 2 con el mando de volumen defectuoso. Esto hace que el sistema crea que estás siempre pulsando la tecla de “subir volumen”, lo cual provoca que aparezca continuamente el indicador de volumen en medio de la pantalla. Además, al cabo del rato acaba reiniciándose.

La tecla en cuestión está fija y no se puede ejercer ninguna presión sobre ella. Llamando a Apple amablemente te lo recogen y te lo sustituyen (o arreglan).

Esperemos que no sea un fallo generalizado…