En Estados Unidos se conduce por la derecha, eso es cierto, pero manejar un vehículo en este país requiere tener en cuenta más cosas además de eso. La manera de resolver los cruces, las señales, los adelantamientos, dónde aparcar y, sobretodo, los atascos. En este post os dejo algunos consejos para circular por zonas urbanas. Más adelante pondré otro sobre temas a tener en cuenta al conducir por carretera.

Que el lugar el semáforo coincida con el lugar en el que tienes que parar el coche cuando está rojo, no es la norma en Estados Unidos. De hecho el semáforo suele estar bastante alejado del punto en el que tienes que detenerte. Por ejemplo, en un cruce, el semáforo estará al otro lado de la calle, y la línea que indica dónde te tienes que parar aparece bastantes metros antes del propio semáforo. En la foto se ve un cruce entre la San Pablo Avenue y la Marin Avenue. Los coches se han detenido a la altura del cartel que dice San Pablo Avenue pero el semáforo rojo que les obliga a detenerse está a la altura de la gasolinera.

Cruce semáforos

Otro tema curioso es que aunque el semáforo esté rojo, salvo que se indique lo contrario, puedes girar a la derecha. No es necesario que haya una flecha naranja parpadeante hacia la derecha. En el caso de la foto los coches podrían girar desde Marin Avenue a San Pablo Avenue estando el semáforo en rojo.

Las rotondas, que en Europa se utilizan incluso en exceso, en Estados Unidos apenas se usan para resolver los cruces. Lo más habitual es que un cruce no regulado por semáforos se organice a través de señales de STOP. Supongamos dos calles de doble sentido que se cruzan. Al llegar al cruce todos los coches se detienen, y se va dando paso más o menos por orden de llegada en cada uno de los sentidos. No existe eso de que tiene preferencia el que viene por la derecha ni cosas así. Simlemente te paras y vas dando paso hasta que llega tu turno.

STOP

Y los pasos de peatones se señalizan de maneras muy variadas. Desde el clásico “paso de cebra” a un par de simples líneas que delimitan por dónde tiene que cruzar el peatón.

Paso de peatones

A la hora de aparcar hay que tener en cuenta que en algunas zonas existen parquímetros individuales para cada aparcamiento, esto quiere decir que el coche tiene que quedar aparcado dentro de las marcas que delimitan la plaza correspondiente, y no se puede invadir la plaza de otro coche. Si lo hacemos tendremos una multa.

Respecto al color de las líneas, el blanco se usa para casi todo, excepto para las líneas que separan los carriles de una calle, para lo que se utiliza el amarillo. Si la acera está pintada de color rojo es que no se puede aparcar. Y recuerda, si hay una boca de incendios tampoco se puede aparcar.

Y esto es todo. Más adelante otro post sobre cómo circular por carretera.