Ya sea para pasar unos días o estar más tiempo, hay algunas cosas que conviene tener en cuenta cuando conduces en Estados Unidos. Desde el mismo momento del alquiler del coche hasta la propia conducción por las carreteras americanas. En este post os dejo algunos consejos que os serán de utilidad a la hora de alquilar el coche en Estados Unidos, aunque algunas cuestiones podrían ser válidas para cualquier país. En otros posts veremos otras cuestiones relacionadas con las carreteras, el repostaje y algunas normas de tráfico que son ligeramente diferentes.

La aventura comienza con el alquiler de un coche en alguna de las típicas empresas de alquiler de coche (Avis, Enterprise, Hertz, Sixth, etc.). Yo casi siempre encuentro las mejores opciones en Enterprise, pero nunca se sabe con estas cosas. Los precios varían incluso dentro de la misma empresa. No es lo mismo alquilar el coche en el aeropuerto que en una oficina en la ciudad por ejemplo. También influye el tiempo que vas a alquilar el vehículo. Lo más recomendable es utilizar un agregador que compare precios entre diferentes compañías. Para mi el más fiable es Kayak que te saca directamente precios de todas las compañías y desde allí mismo puedes hacer la reserva. Facilita mucho también las cosas la aplicación móvil que tienen, tanto para Android como para iPhone.

Una vez que has encontrado una buena oferta  ten en cuenta que el precio se verá considerablemente incrementado por el seguro de coche, llegando a ser casi el doble de lo que habías pensado. El seguro es fundamental, y hay que asegurarse una buena cobertura a terceros en caso de accidente, ya que las indemnizaciones son millonarias. Esto es importante porque podrías alquilar el coche sin seguro, cosa que es muy tentadora porque el precio es mucho menor. Esto se debe a que en Estados Unidos algunas pólizas de seguro que lleva el cliente también le cubren el alquiler del coche. También algunas tarjetas de crédito incluyen seguros similares si pagas el alquiler con la tarjeta en cuestión. Si ese no es tu caso tienes que asegurar el coche sí o sí. Asegurar el propio coche también es importante, porque luego cualquier rasguño involuntario se puede convertir en que tienes que pagar una franquicia de 2.000 dólares.

Para alquilar el coche es imprescindible llevar el carné de conducir de tu país sin caducar. También existe una versión internacional del carné de conducir. Yo la tengo, pero he de reconocer que cuando la he intentado presentar en alguna compañía de alquiler de coches me han pedido el nacional. No obstante no está de más tenerlo por si hay un accidente demostrar que tenías permiso para conducir fuera de tu país.

También puedes contratar por separado la asistencia en carretera. Normalmente la empresa de alquiler de coches te intentará vender un paquete completo que incluya daños a terceros, daños a tu vehículo y asistencia en carretera. Puedes contratar cada uno por separado, teniendo en cuenta que el de daños a terceros es imprescindible, y el del vehículo recomendable.

Una manera de tener mejores precios en el alquiler y en los seguros es hacerse socio de la American Automobile Association (AAA). Evidentemente todo dependerá del tiempo que vas a estar en el país. Además incluye algunas ventajas a la hora de hacer compras o alojarse en hoteles. Es una asociación automovilística similar al RACE por ejemplo.

Las matrículas de los coches en Estados Unidos son muy variopintas. Podrás ver gente que lleva su nombre en la matrícula, el de su mascota o el nombre del concesionario que vende el coche. Una cosa que llevan todas son dos pegatinas, una con el año y otra con el mes. Cuando alquiles el coche comprueba que no están caducadas.

Matrícula coche Estados Unidos

Si alquilas un coche que tiene un mes y año anterior al que estás alquilando te multarán. El nombre de la infracción en inglés es “Expired tabs read back”

Multa

Si esto sucede sólo tienes que acercarte a la empresa de alquiler de coches y ellos se encargarán de la multa. No obstante no deja de ser una molestia, con lo que es mejor comprobarlo en el momento del alquiler.

Si tienes previsto devolver el coche en una oficina distinta de la que alquilaste el coche ten en cuenta que te cargarán una cuota adicional de aproximadamente 50 dólares. Muchas veces esto es inevitable, porque lo más cómodo es dejar el coche en el aeropuerto. Si tienes la suerte de que el mejor precio lo encuentras en la oficina del aeropuerto te ahorrarás esta cuota.

Y ya para terminar recuerda que en Estados Unidos la mayoría de los coches son automáticos, con lo que basta con acelerar y frenar. Ten en cuenta también que casi todos los autos funcionan con gasolina.