Me gusta la fotografía, y es habitual que en las celebraciones familiares me pidan que haga las fotografías. En cualquier caso un fotógrafo amateur normalmente no tiene a su disposición todos los medios con los que contaría un profesional y, habitualmente, te apañas con lo que tienes. Por otro lado hoy día hay numerosos gadgets que te permiten crear cosas interesantes que añaden valor a ese reportaje fotográfico, además de la maravillosa ayuda del software, que te ayuda a mejorar fotografías problemáticas.

¿Qué es lo que utilizo en estos casos? A continuación tenéis una foto del pequeño arsenal que me llevé a la última celebración.

IMG_1648

Trípode Gorillapod:

Es bastante útil. Te permite colocar la cámara en prácticamente cualquier sitio gracias a su curiosa estructura y los imanes de neodinio que incluye en las zona azules. Eso sí, la cámara no tiene que ser muy pesada. Es especialmente útil para móviles junto con el soporte que aparece en la foto con el número 11, pero también para cámaras de acción como la número 3

Tarjeta de memoria adicional:

Es normal que te quedes sin espacio en la tarjeta en un evento de este tipo. Tienes que disparar varias fotos de lo mismo para luego poder seleccionar las mejores. Además de eso lo habitual es tirar las fotos en RAW, que es el formato de la imagen sin procesar que lleva la cámara. Esto quiere decir que la foto ocupa más, porque no lleva ninguna compresión como la que tendría un JPG.

Cámara de acción:

Es otro elemento más que te permite hacer tomas interesantes. Yo en este caso la utilicé para hacer un time-lapse de la comida. Para ello usé la cámara (3) junto con la carcasa (5) que es la que te permite enroscar la cámara en el trípode gorilla (1). Encontré una viga metálica en el techo y ahí pegué el trípode junto con la cámara y cada 5 segundos disparó una fotografía. Yo utilizo una Sony HDR-AS20

iPad:

Muy práctico si quieres retocar y compartir alguna fotografía al instante. Para ello necesitas que tu cámara sea wifi, ya que es la manera que tiene el iPad de conectarse a la cámara y recuperar las fotografías. Este es el caso de la cámara que me llevé (9).

Baterías extra:

Otro tema clave. No olvides nunca llevar más de una batería (6). Nunca sabes en qué momento la cámara se va a quedar sin energía. Añade también el cargador (8) para ir recargando las baterías a medida que se gastan.

Objetivos:

Yo llevé los tres objetivos que tengo para esta cámara. Un 12-32 mm, un 35-100 mm y un 20 mm. El más interesante es el 20 mm de focal fija con una luminosidad máxima 1.7. El zoom 35-100 mm está muy bien, aunque no es especialmente luminoso (4.0-5.6). El que menos usé fue el 12-32 mm (3.5-5.6). Parte de las fotos que tuve que hacer fueron en interior y la mayor parte de la escena transcurrió en una zona con un fondo muy luminoso. Para no interferir demasiado en lo que sucedía utilicé el zoom 35-100 mm que, como ya he dicho, no es muy luminoso. Este es un ejemplo de una de las fotos del mago:

P1020870

¿De qué manera resolví esto? Podría haberlo hecho con un flash potente, utilizando el efecto rebote con el techo para evitar destellos en la cristalera, pero no tenía flash. La mejor opción era sobreexponer la foto, perdiendo detalle en el fondo pero ganándolo en el primer plano que es donde estaba el sujeto que quería fotografiar. Los zoom, a menos que te vayas a gamas más altas, suelen ser menos luminosos porque introducen más lentes que, poco a poco, van restando algo de luz. Esto hizo que, para poder sacar las fotos sobreexpuestas sin que saliesen movidas, fuese necesario utilizar valores de ISO relativamente altos, lo cual acaba provocando ruido en las fotos. Esta situación se dio en algunas fotos que se tomaron con un ISO superior a 10.000, que luego requirieron algo de trabajo en Lightroom con el filtro anti ruido. Lightroom es el programa de procesado fotográfico de Adobe por cierto.

Cámara de fotos:

Yo utilizo una Lumix GM1. Es una cámara de las que llaman “sin espejo”, porque puedes cambiarle los objetivos pero carece del característico espejo que tienen las reflex. El resultado es que puedes construir cámaras mucho más pequeñas y compactas, como es el caso. Esta cámara cabe sin esfuerzo en la palma de la mano. Esto para mi es importante porque pienso que la mejor cámara es la que llevas encima, y esta es una de esas cámaras que no te pesará llevar contigo en muchas ocasiones. Además dispone de un sensor bastante grande para su tamaño, similar al APS-C que es el que montan la mayor parte de reflex de gama de entrada-media del mercado. En el mundo de los sensores, por cierto, mayor tamaño significa mejor calidad en las fotos, que se traduce en más nitidez en condiciones de poca luz. Tiene una pega que está precisamente relacionada con el tamaño de la cámara. Al ser tan pequeña su ergonomía no es muy buena, con lo que hay algunas ocasiones que acabas pulsando algún botón por error.

Pañuelo limpia lentes:

Esto es fundamental. Siempre hay que llevar encima uno de estos trapitos de microfibra que permiten limpiar la lente. Una lente sucia va a dar malas fotos, no lo olvidemos. Me he sorprendido en más de una ocasión de lo sucio que llevan el objetivo algunas personas que, precisamente, se quejan de que la cámara no saca “buenas fotos”.

Trípode convencional:

También lo llevé, pero he de reconocer que finalmente no me hizo falta. La verdad es que, a menos que vayas a hacer fotos en lugares muy oscuros, en raras ocasiones un fotógrafo amateur va a necesitar cargar con algo así.

Monopie:

También conocidos como “palos selfie”. Su utilidad va más allá de hacerse fotos a uno mismo. Permiten sacar tomas desde puntos de vista muy diferentes. Yo lo he usado en otras ocasiones junto con la cámara de acción. Puesto del revés graba perfectamente secuencias de pies caminando por la calle. Tirándolo hacia arriba saca tomas que parecen haber sido tomadas con un dron. Además te puede sacar de algún apuro con la cámara de fotos ya que también puedes enroscarla como si fuese un trípode convencional. La principal ventaja es que es algo muy compacto que puedes llevar fácilmente en la mochila.

Bueno, eso es todo. Espero que os sea de utilidad!