Llenando tiempos muertos

  
Me gusta observar cómo los móviles se han introducido en la vida diaria de todos. Voy a el meto y a mo alredor hay 5 personas que están haciendo algo con sus móviles. A mi izquierda escriben mensajes, a mi derecha están usando un juego. Frente a mi un señor curiosea su móvil. Más hacia el final del vagón otra persona escucha música y… ¡alguien habla por teléfono! Además de mi mismo escribiendo un artículo en el blog con la tablet. Parce que mi caso es el más raro, de hecho algunos miran de reojo algo inquietos. Lo que ya no veo tanto son libros electrónicos…

Y el perfil de los usuarios es muy variado. Recuerdo que hace unos pocos años tener una PDA era algo muy muy raro y los móviles s han convertido en eso, en PDAs superpotentes. Eso sí, con una interfaz de usuario que está a años luz de lo que Palm hizo. ¿Qué oportunidades se abren para estos usos indefinidos del móvil? ¿Qué usos se le puede dar al móvil para mejorar la vida de las personas?

El viaje sigue y no se oyen muchas conversaciones, todos concetrados con sus dispositivos electrónicos. En un tren de Londres vi un anunc de amazon que te proponía una suscripción al estilo Netflix que, además, te permitía descargarte al móvil o la tablet tus series favoritas para verlas mientas te desplazas. La cuestión es que los móviles van llenando de ocio nuestros pequeños tiempos muertos que, nos guste o no, cada vez son menos “tiempos muertos”. Cierro. Llega mi parada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *