Creo que lo he conseguido. Ahora tengo mi propio instalación de WordPress en un servidor (que creo que está en las Islas Caimán) y que contiene todo el contenido de mi blog. Por lo que he leído es bastante habitual que uno empiece con un blog en Blogger y con el tiempo se pasa a WordPress.

  
Al principio valoré la opción de WordPress.com que ofrece una instalación mantenida por ellos pero me parecía que, en el fondo, iba a acabar con limitaciones similares a las que tengo en Blogger. Además, el precio que piden por la versión “sin anuncios” no es poca cosa (unos 90$ al año).

Como los dominios los compro siempre en Directnic decidí explorar las opciones de hosting que tiene esta empresa y encontré una que por poco más de 40$ al año te ofrecen un servidor completo en el que instalar lo que quieras. Pues nada: adelante!

Me he descargado WordPress de su página web, he creado la base de datos en el servidor, he instalado WordPress en el servidor y he conectado la base de datos con WordPress. Hasta aquí todo más o menos bien. Los problemas han venido al importar los posts de Blogger a WordPress. Blogger exporta los posts a un fichero XML y, se supone, que WordPress con un plugin puede leer directamente ese fichero e importar todos los posts. Sin embargo había una limitación de 2 Mb para subir ficheros a la plataforma, y mi blog ocupaba casi 5Mb. Al principio he intentado dividir el fichero en dos pero nada. Finalmente el soporte técnico de Directnic me ha ampliado esta capacidad hasta los 511 Mb, con lo que todo resuelto.

Es importante darle el formato adecuado a los enlaces para que se mantengan igual que los de Blogger y así las referencias y la indexación del buscador siga funcionando. Eso es bastante sencillo y hay unos cuantos sitios donde explican el formato.

Lo demás ya es algo más trabajoso: busca una plantilla, instala los plugings, déjalo decente… De momento tengo ya algo que funciona y que tiene un diseño adecuado. Todavía me falta algo en la cabecera y algunas fotos más. Para esto espero contar “with a little help from my friends” (Luisa, hablamos en Septiembre!)

En definitiva, que el paso de Blogger a WordPress no ha sido para nada un “Kiss and goodbye” de menos de 3 minutos…