Startup vs el modelo del escarabajo pelotero

¿Quien no tiene en la cabeza una idea de lo que es una “startup”? Olvidándonos de los planteamientos más academicistas y hablando con las personas se refiere a algo así como una empresa pequeña, de esas que se crea en un garaje como en las películas americanas, de forma muy amateur y que tiene vocación de ser grande. Muchas veces se relaciona con el mundo tecnológico.

Cuando uno ha creado ya alguna empresa y tiene intención de crear una nueva en los tiempos que corren es fácil que surja la reflexión: “la nueva empresa hay que pensarla como una startup”. ¿Y qué quiere decir esto? Por lo visto este pensamiento o “manera de hacer las cosas” se basa en dos cosas. La primera es que “tienes que dedicarte a algo que te apasiona hasta las últimas consecuencias”.  Y la segunda es un planteamiento amateur a la hora de hacer la empresa. La cuestión es crearla.
Me parece bien. Son dos temas importantes. Me gusta la idea de la pasión a la hora de hacer las cosas. Uno puede encontrar su vocación en el mundo del escarabajo pelotero, pero crear un negocio alrededor del escarabajo pelotero es otro tema. Es más, empeñarse en hacer un negocio alrededor del escarabajo pelotero hasta las últimas consecuencias puede ser… ¡tu ruina! (y con esto no digo que no se pueda desarrollar una provechosa industria fitosanitaria alrededor de este insecto).
Aunque quieras seguir un planteamiento de startup y muy amateur nunca te olvides de:
  • Piensa en la necesidad que quieres satisfacer
  • Si quieres que tu empresa dure más, intenta basarla en algún desarrollo tecnológico propio (o al menos eso dice Google)
  • Quienes son los clientes
  • Piensa en cómo vas a ganar dinero: modelo de negocio
  • ¿Hay inversores a los que venderles la idea?
El modelo del Lean Canvas es bastante sencillito y ayuda a plantearse las cosas clave. Simplemente recuerda que además de tirarse a la piscina, es recomendable saber nadar algo.
¿Qué es entonces el pensamiento startup? ¿Es opuesto a que te aparezca un tipo vestido de traje con un MBA detrás que te dice cómo deberías hacer las cosas? Pues habría que verlo. Seguramente habrá un término medio, ¿no?

Ese término medio incluye documentarse un poco sobre cómo se crea una empresa, aunque uno pueda ya tener experiencia en eso. +Juan Tatay – silta  recomienda las siguientes lecturas:

Bueno, ¿alguien sigue pensando en su pasión por el escarabajo pelotero?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *