Veinte días son ya los que llevo utilizando un móvil Jiayu G4c ( +Jiayu – Ivardis ) . Las sensaciones iniciales son muy buenas. Un móvil bien acabado, con una batería de 3.000 MAh que promete aguantar más de un día. Una pantalla de 4,7 pulgadas que se ve de maravilla, cámara de 13 megapíxeles y un acabado que no te hará quedar mal cuando dejes tu móvil encima de la mesa. Y todo por 155 € (IVA incluido), teléfono libre, funcionamiento fluido y la posibilidad de llevar dos líneas al mismo tiempo.

En primer lugar, salvo que te gusten los móviles muy grandes, el tamaño del móvil es muy adecuado. Se maneja perfectamente con una sola mano y tiene un aspecto excelente. En la parte superior está el auricular del móvil, la cámara frontal (de 3 megapíxeles)  y el sensor de proximidad. Este sensor es el que hace que la pantalla del móvil se desconecte cuando te lo acercas a la oreja para hablar y es ahí donde está el primer fallo que he encontrado. Ese sensor no funciona muy bien y ocurre que en algunas ocasiones la pantalla vuelve a encenderse mientras estás hablando. Esto puede parecer algo sin importancia, pero el problema está en que con la mejilla empiezas a presionar la pantalla y el teléfono comienza a hacer acciones varias (según donde hayas apretado), aunque lo más habitual es que acabes colgando por error.

El segundo tema a tener en cuenta es el GPS, que en este teléfono no es el más adecuado. La precisión del chip que lleva es muy baja y pierde la señal en varias ocasiones. A modo de ejemplo tenéis un recorrido trazado con un iPhone 4S y otro hecho con el teléfono Jiayu G4c.

Recorrido trazado con un iPhone 4S

Recorrido trazado con un Jiayu G4c

En el caso del Jiayu puede verse como de pronto cambia la ubicación y cree que he recorrido 4 km en 1 segundo hasta que luego vuelve a situarse más o menos por la zona. Aún así veréis que el trazado no coincide nunca con la calle y va haciendo líneas rectas según donde cree que está. Esto no sucede con el GPS del iPhone que es mucho más preciso y que en ningún momento abandona la calle por la que estaba caminando.

Yo suelo guardar los números con el prefijo internacional de España incluido (+34). Si viajas es una buena práctica para poder marcar los números directamente. Pues bien, parece que la implementación que lleva de Android (4.4.2) no reconoce los números cuando estás en España. Por ejemplo, si tienes un contacto llamado Juan con número +34 600100100 y te llama cuando estás en España el teléfono, en lugar de mostrarte el nombre del contacto (Juan en este caso) te sacará en pantalla 600100200 aunque tú lo tengas almacenado en la memoria. En fin, un engorro. He leído que hay alguna aplicación que ayuda con esto, pero es cierto que en otros teléfonos esto no sucede.

Y lo peor que tiene es la calidad del sonido. El altavoz es de lo más chillón que te puedas imaginar. Parece que no tiene término medio. Si lo bajas no lo oyes bien y si lo subes distorsiona mucho (se oye un chirrido del altavoz). En el altavoz externo pasa lo mismo. Es un tema que debían mejorar algo, la verdad. Y siguiendo con el tema del sonido algo hay con el ruido ambiente. Normalmente los móviles llevan, además del micrófono por el que hablamos, algún otro micrófono para cancelar el ruido ambiente. Esto hace que cuando hablamos por la calle el que nos escucha no esté oyendo el pájaro que pía, el coche que pasa y cosas así. En el caso de este teléfono el sistema no debe estar muy bien porque normalmente las llamadas que he hecho o recibido en sitios con mucha gente el interlocutor no me suele escuchar bien.

La utilidad de la doble SIM es bastante práctica si tienes más de un número de teléfono. Ten en cuenta que maneja dos tamaños de SIM. Una es normal y la otra es micro. En la foto podéis ver una tarjeta de Ono y la de +Movistar España . Tened en cuenta que la conexión 3G (HSDPA+) sólo funciona con la tarjeta microsim, con lo que la línea de datos que queráis utilizar tiene que tener la tarjeta en el slot de la microsim.

Y otro tema que yo creo que es un fallo de diseño de los móviles +Android son los botones táctiles que tiene en la base: inicio, menú y volver atrás. Al ser táctiles es fácil presionarlos por error. Es cierto que en la última actualización del sistema ya no se utilizan estos botones y están directamente en la pantalla. No sé si esto mejorará, pero creo que en este caso es mejor tener botones físicos como en el caso del iPhone.

La batería tiene 3000 mAh. Tengamos en cuenta que esto es más del doble de la que lleva un iPhone 4s, con lo que fácilmente debería aguantar los dos días. Sin embargo es probable que tengas que cargarlo por las noches. Eso sí, aguanta todo el día hasta bien entrada la noche sin problemas.

Pero bueno, en general es un buen teléfono por el precio que tiene. Los dos principales puntos débiles son el sonido y el GPS, pero si no hablas mucho y el GPS no lo usas habitualmente no tendrás ningún problema.