Las redes de educación superior: una forma de colaboración global

La red es una de las estructuras que caracteriza a la sociedad en la que vivimos, yendo mucho más allá de lo que se conoce en internet como “redes sociales” tipo Facebook, Linkedin o Google+.   La sociedad actual, como muy bien definió el sociólogo +manuel castells años atrás en “La sociedad red” se estructura en forma de red, con una serie de nodos, lazos y patrones de interconexión entre ellos. Manuel Castells incide también en el papel que han tenido las TIC como facilitadores de esa Sociedad Red. Desde un punto de vista analítico, Easley y Kleinberg de +Cornell University, definen muy bien lo que es una red en su libro Networks, Crowds and Markets. Una red es “un patrón de interconexión entre un conjunto de cosas“. +Lada Adamic es también una investigadora de este tema de reconocido prestigio de la Universidad de Michigan que en  +Coursera dispone de un curso sobre el análisis de redes sociales con abundante material.
Reunión Comité Ejecutivo IACEE en Lovaina
En el ámbito de las organizaciones también es un  modelo muy frecuente. Si bien internamente no es tan habitual que una institución se organice de esta manera, sí que es más común que surja una estructura de este tipo entre instituciones que permite canalizar líneas de trabajo conjuntas en temas de interés común.
En el ámbito de la educación superior es una estructura que se ha consolidado con mucha fuerza en los últimos 20 años. De hecho la  +European Union lleva años utilizándola para promover la colaboración entre universidades o centros de investigación de diferentes países. Actualmente existen redes en prácticamente todos los ámbitos de investigación
Una variable que siempre me ha llamado la atención es el ámbito geográfico de actuación de las redes. El proceso de segmentación geográfica que existe genera, en general, cuatro tipos de redes: regionales, nacionales, internacionales y globales.
A nivel regional suelen surgir grupos de trabajo con sus propias dinámicas que suelen formar parte de una red mayor. La Red de Estudios Universitarios y de Postgrado (RUEPEP) es un ejemplo de red de carácter nacional, con representantes de prácticamente todas las universidades españolas. Si subimos un escalón más nos encontramos con la European University Continuing Education Network (EUCEN), con una integración a escala europea de las universidades. Esta podría ser considerada internacional centrando su actuación en Europa. En el mismo caso tendríamos la Red de Educación Continua de América Latina y Europa, que actualmente celebra su encuentro anual en la +Universitat Politècnica de València (UPV) , y que enfoca su trabajo en dos zonas con fuerte interconexión. En el panorama global, por ejemplo, tendríamos  la International Association for Continuing Engineering Education (IACEE).
La IACEE celebró recientemente la reunión de su Comité Ejecutivo en la Universidad Católica de Lovaina (coincidiendo con la celebración del 40 aniversario de la Sociedad Europea para la Formación de Ingenieros).
El objeto de la red es promover el “networking”, pero para ello debe facilitar a los miembros los mecanismos adecuados que lo promuevan. Al igual que en cualquier otro tipo de red, los elementos fundamentales son sus socios (nodos) y los vínculos que se establecen entre ellos (lazos). El gestor de la red debe proporcionar los mecanismos necesarios que den lugar a ellos. Hasta ahora la herramienta fundamental han sido los congresos, pero la popularización de las tecnologías de la información abre la puerta a numerosas formas de colaboración que consoliden y den valor a la red más allá de las interacciones presenciales que se puedan dar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *