Apple ha seguido un enfoque particularmente especial en el desarrollo de su línea de Smartphones. No nos olvidemos que hace no muchos años Apple no tenía nada que ver con la telefonía móvil, y estaba centrado en otros productos como los ordenadores de sobremesa, los portátiles y los reproductores de música. Si queremos comprar un ordenador portátil de Apple compraremos un MacBook, pero dentro de ese producto tenemos también una gama bastante amplia con diferentes pesos, tamaños, potencia y precios. Sin embargo en el iPhone esto no es así. El modelo actual es el iPhone 5 y parece que no haya nada más detrás. Por contra Samsung, fabricante desde hace muchos años de productos de telefonía móvil, dispone de una amplia gama dentro de los Galaxy. La variedad de precios es muy grande, fluctuando desde los algo más de 70€ de Galaxy Mini hasta los más de 600€ del Galaxy S4.
Sin embargo Apple sí que tiene una gama, reducida eso sí, dentro del iPhone. Si entramos en la página web de Apple veremos que podemos elegir entre iPhones que van desde los 389€ del iPhone 4 hasta los 669€ del iPhone 5 (con 16Gb). Apple ha creado una gama de productos a medida que iba sacando modelos nuevos. No obstante el precio de entrada del iPhone (389€) sigue quedando lejos de los 70€ del Galaxy Mini. También es cierto que la calidad de ambos productos no es comparable. Esto obliga a que la compra de un iPhone libre no se suela considerar y vaya casi siempre aparejada a un contrato de permanencia con algún operador.
Según indica +AllThingsD  tendremos nuevo iPhone el próximo 10 de septiembre, y algunos rumores que recoge +Javier Pastor en  +Xataka apuntan a que habrá dos nuevos modelos en lugar de la habitual versión mejorada del último (que en este caso sería el iPhone 5s). El iPhone 5s incorporará mejores prestaciones que el actual iPhone 5, pero la novedad será la aparición de un iPhone 5c que se supone que hará el iPhone más accesible. Sin embargo el precio del que se habla (algo más de 400€) sigue siendo un precio elevado, con lo que Apple claramente mantiene su habitual modelo de negocio.
Esto hará que probablemente se jubile ya el iPhone 4 dejando el 4S como modelo de entrada y ubicando uno nuevo, lo que hará que Apple disponga en su catálogo de 4 modelos distintos de iPhone entre los que elegir. Lo que no tengo claro es en qué punto se ubicará, si  estará entre el 5 y el 5s o entre el 4s y el 5. Por el precio del que se está hablando probablemente venga a ocupar el puesto que tiene en la actualidad el 4s, quedando de la siguiente manera: iPhone 4s – iPhone 5c – iPhone 5 – iPhone 5s
De todas formas esta práctica es bastante habitual en Apple. Cuando sacaron por primera vez el iPod sólo había un modelo con alguna ligera variación en cuanto a la capacidad disponible. A medida que el producto fue madurando empezaron a ampliar la gama de productos dirigidos a personas con necesidades distintas: iPod Shuffle, iPod nano, iPod mini y iPod y iPod Touch. No había un único iPod, sino que disponíamos de una gran variedad de formatos y capacidades donde elegir.
La cuestión es que Apple parece no plantearse hacer un modelo de gama baja (de entrada), lo cual consolidará como decía antes el modelo Operadora – Fabricante que a fin de cuentas acaba vendiéndote el teléfono a plazos haciéndote creer que es más barato al mismo tiempo que te mantiene como cliente durante 18 meses más. Es un modelo muy lucrativo para todos, porque Apple a su vez tiene firmados contratos con las operadoras para llevarse su parte del pastel.