Hace unos meses Google introdujo una novedad en la manera de escribir correos nuevos en Gmail. En lugar de abrir una nueva página para componer un mensaje (que era lo que hacía hasta entonces), se hizo posible escribir un correo electrónico sin abandonar la bandeja de entrada. Esto supuso numerosas ventajas, como por ejemplo poder escribir varios correos de manera simultánea o consultar algún mensaje anterior que nos hiciese falta para el mensaje que estuviésemos preparando. 
Ahora Google parece dar algo así como medio paso atrás y se saca de la manga la opción de poder escribir mensajes nuevos como si de una ventana emergente se tratase (al estilo del Outlook, por ejemplo). Esta nueva vista está más enfocada a escribir y componer mensajes más elaborados, dejando más espacio para escribir el correo además de tener siempre visible las opciones de formato de texto. Sin embargo perdemos las posibilidades que nos abría la versión anterior. 
Google ha dejado la opción de que utilicemos cualquiera de las dos alternativas e incluso poniendo como visualización por defecto una u otra. Como en todo tiene partidarios y detractores, para ello no hay más que ver la conversación que ha surgido alrededor de este tema en la página de Google+ de +Gmail   Yo seguiré utilizando por defecto la opción anterior, me parece muy versátil aunque es menos aparente que la nueva visualización. Puede que en algún caso utilice esta nueva versión aunque creo que los mensajes largos son cada vez peor vistos. De hecho la comunicación por email se está haciendo extremadamente ineficiente con el paso del tiempo, teniendo que dedicar un tiempo excesivo al mantenimiento de la bandeja de correo electrónico en comparación con las ventajas que reporta (que son muchas). Nuevas alternativas tendrán que aparecer en los próximos años, y espero que vayan más allá de la mensajería instantánea.