Teniendo en cuenta que lo que me enseñó ayer +Jose Fos es una beta, quiero decir que me ha generado algunas dudas respecto a la esencia del sistema operativo y, sobretodo, respecto a su usabilidad.
En primer lugar confirmo que, algunas cosas, se parecen mucho al diseño de Windows Phone 8. Es cierto que a mi siempre me ha gustado la limpieza de ese diseño y que hay que dar la enhorabuena a Microsoft por ello. Ahora bien, me parece preocupante ver como el líder empieza a copiar al seguidor… Que cada uno entienda lo que tenga que entender.

Lo que me parece algo ya más arriesgado es el cambio en algunos elementos que han funcionado siempre muy bien en iPhone y que, en cierta medida, son parte de su seña de identidad. Cuando Apple introdujo por primera vez los rodillos como sustitutos de los desplegables, todos entendimos que aquello era algo que al pasar el dedo por encima giraba. Era algo muy intuitivo. Sin embargo en la beta que he visto (quizás lo modifiquen) ese rodillo se ha modificado por algo extraño que claramente no invita a moverlo como si de un rodillo se tratase.
Es importante recordar que uno de los triunfos del iPhone y de iOS es que es muy intuitivo, que nació directamente para ser manejado con el dedo. Todos recordamos la famosa intervención de Steve Jobs cuando dijo que iba a utilizar un “stylus” que todos teníamos incorporado de nacimiento: el dedo. Todo se diseñó alrededor de esa idea. La interfaz tiene que estar pensada para el usuario, no para que el diseñador se luzca.
Otra cosa que me ha llamado la atención ha sido la aplicación de correo electrónico. Recientemente publiqué el post “la bandeja de entrada no es un basurero” en el que mencionaba las bondades de la aplicación Mailbox de Orchestra. Sorprendentemente me he encontrado con que la nueva aplicación de correo electrónico de iOS se parece mucho a Mailbox, con lo que se facilitará mucho todo lo que es la lectura y archivado de correos electrónicos.