Por lo publicado en el periódico The New York Times, Google no para de ampliar sus horizontes moviéndose cada vez más hacia un perfil de consumidores de hardware. En un primer intento de introducirse en el mercado de la telefonía móvil, a través de su primer terminal denominado Google Nexus One, y que ha desembocado en un enfrentamiento directo con otro gigante de los dispositivos de consumo móviles como Apple, esta vez aparece un nuevo movimiento que parece adelantarse a muchas otras compañías como es el sector electrónico de consumo audiovisual más omnipresente, las televisiones.
En esta ocasión, Google se encuentra desarrollando junto con Intel y Sony, un modelo de televisor que acerque aún más internet al gran público mediante la incorporación del sistema operativo Android, así como otras tecnologías abiertas que faciliten el desarrollo de aplicaciones de terceros para complementar la posibilidad de acceder a la información de internet a través de un navegador completo y no limitado como exiten en algunas soluciones actuales. Para aumentar el mercado objetivo se desarrollarán conjuntamente set-top-boxes para acceder a dicha tecnología a los televisores que no estén diseñados a tal efecto. 
Google publicará un toolkit de desarrollo en un par de meses, así como productos basados en el software este mismo verano. Con toda seguridad se utilizará una versión especial de Google Chrome que no está publicada aún, y como sería de esperar, se realizarán esfuerzos para ofrecer conjuntamente de manera integrada acceso a los servicios de Google como Youtube, Picasa, Blogger, Gmail, Docs, etc.
A falta de ver las características del producto, ya que para evitar proporcionar información a la competencia ningún socio está proporcionando datos, en general desde Abrefacil presentimos que Google está abarcando demasiados nichos de mercado alejándose de su producto estrella y que constituye la base de su éxito como es la búsqueda de información. El hardware de consumo no tiene nada que ver con la gestión o búsqueda de información. Utilizando la argucia de expresar como misión empresarial de GoogleOrganizar la información mundial para que resulte universalmente accesible y útil” está justificando introducirse en cualquier ámbito por alejado que sea de su negocio original.
Como expresa el consultor Jack Trout en su libro “Diferenciarse o morir”, las empresas especialistas que se convierten en generalistas con el objetivo de abarcar todos los mercados posibles con único afán de crecer acaban fracasando. ¿Realmente la marca “Google” es referente de calidad en telefonía o en televisores?. ¿Qué uso real tendría el acceder a internet desde un televisor que no sea una consulta puntual?. Los televisores no se hicieron para leer información con tipografía pequeña y muy definida, dificultando esa función la distancia a la que se colocan del espectador, Con el abaratamiento de los monitores LCD de gran número de pulgadas así como la introducción de la tecnología LED, ¿tiene sentido la creación de este tipo de gadgets?. Personalmente opino que quien tiene un buen equipo informático con un buen monitor, (exceptuando incondicionales y fans), no creo que lleguen a pagar por lo mismo en un televisor, y los que no saben como utilizar un equipo informático, dudo que se animen porque Google saque un dispositivo para hacerlo a través del televisor. 
Una de las aplicaciones que si estaría por estudiar si tiene aplicación es en el ámbito de la educación continua, aunque, ¿qué preferirá un usuario, aprender a través del televisor o a través de dispositivos como el iPad y similares?. ¿Será el Google TV un competidor del iPad?. En lugar de hacer alianza con Apple, Google decide enfrentarse en ámbitos que muy posiblemente no tenga éxito, y empeorará la imagen de empresa.