Los nuevos dispositivos permiten la navegación por internet, conectando con las redes de datos a través de los estándares GPRS, UMTS (3G) y HSDPA (3.5G).

Las ofertas y las tarifas planas nos están acostumbrando a utilizar los múltiples servicios que se ofrecen, como revisar el correo, la agenda o consultar mapas, los servicios locales de transporte y restaurantes cercanos.

Pero hay que tener mucho cuidado. Para ello se recomienda consultar previamente las tarifas de movistar, las tarifas de vodafone y las tarifas de orange.

Resultan un poco complicado de descifrar, pero en los tres casos el tráfico está muy limitado.

Orange requiere una búsqueda por países. Por ejemplo para un país europeo nos da un precio de 10 € por 10 Mb, sin indicar el coste del exceso de tráfico. Movistar nos indica que si queremos navegar hay que contratar el bono internet mundial (50€ al mes para 50 Mb de datos, el exceso entre 5 y 10 €/MB). Vodafone ofrece un bono para 24 horas a un precio de 12€ en Europa y 30€ en el resto del mundo, pero limitado a 50 Mb. Sin bono las tarifas varían entre 5€ y 15€ por Mb.

Según mi propia experiencia se llega muy pronto a los límites establecidos. En algunos casos se pueden producir descargas no previstas (actualizaciones de software, sincronización de correo, imágenes variables en páginas web).

Una sesión corta de navegación y consulta de correo puede suponer unos 10 Mb de tráfico. Es muy habitual consumir 100 Mb en un día de conexión desde la red wifi del hotel.

Si lo traducimos a euros nos puede asustar: 50 Mb de exceso a 10 € son 500 euros para un sólo día utilizando los servicios de datos del móvil.

Una descarga de una película puede costarnos más de 3000 euros.

La conclusión es evidente, si viajas al extranjero no utilices nunca los servicios de datos del móvil. intenta buscar un hotel con wifi gratis, y en el peor de los casos pagar la tarifa establecida.

Una vez contratada, puede ser muy útil, desde seguir los goles de la jornada hasta sintonizar cualquier emisora española.
La solución para estancias de algunas semanas puede ser contratar una tarifa de datos en el país de destino.