Cada vez que vemos el despegue del un transbordador espacial nos dicen eso de que los tanques de combustible sólido caen al mar y son recogidos posteriormente, a nosotros siempre nos queda la duda de donde caerán esos enormes tanques. Pues bien la NASA nos aporta la prueba gráfica del viaje de estos monstruos gigantescos.