Google accede a todas partes con un triciclo que le permite fotografiar zonas peatonales y caminos a los que no puede acceder en el famoso coche de Google.