Parece mentira, pero es cierto. Es posible gracias a PrintAnywhere. Una vez instalada la aplicación, debemos crear una cuenta de impresión compartida, al crear la cuenta, se nos asignará un número de cliente que nos permitirá acceder a la impresora desde un cliente remoto.