En un giro inesperado por parte de Apple, se permitirá a terceras empresas la creación de software para el esperado iPhone y el iPod Touch, que hasta ahora controlaba el desarrollo de aplicaciones destinadas a estos productos. Para ello, se publicará en Febrero del 2008 un kit de desarrollo en el que se priorizará ante todo la seguridad de las aplicaciones, evitando en todo lo posible las molestas consecuencias de virus, adware, y demás tipos de software con intención maliciosa.

Esto proporciona un nuevo empuje a los productos de Apple basados en tecnología táctil, ya que en el aspecto de desarrollo de aplicaciones estaba por detras de competidores como el Nokia N95, que con el Symbian S60 era posible incorporar aplicaciones desarrolladas por terceros con kits de desarrollo.

Apple abrirá el desarrollo de aplicaciones para el iPhone.